Alimentos vegetarianos para unos menús más variados

Incorpora ingredientes como el seitán, el tofu y las algas y tus platos ganarán en variedad, sabor y propiedades nutricionales
Autor/es: Redacción | GENA
Actualizado el 15/11/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 

Soja y derivados

Es uno de los alimentos más utilizados por los vegetarianos, posiblemente porque la de la soja es la única proteína vegetal que contiene los ocho aminoácidos esenciales en cantidades suficientes para considerarse completa.

Además, esta legumbre es rica en omega 3 y omega 6, ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a mantener a raya los niveles de colesterol en sangre. El 55% del total de grasas que aporta corresponde a los omega 6, y el 7% a los omega 3. También aporta fibra, ácido fólico, vitaminas del grupo B, E y K y minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio, el hierro y el zinc.

Otra de sus virtudes: la gran variedad de productos que se obtienen a partir de ella, que permiten aprovechar sus cualidades al máximo. De entre ellos destacan fundamente:
  • Bebidas de soja: Se elaboran a partir de sus semillas o harina. Con el objetivo de que se parezca lo máximo posible a la leche de vaca, normalmente se le añaden ingredientes y aditivos, por ejemplo un plus de calcio. El resultado es un producto vegetal que aporta proteínas en cantidad similar a la leche de vaca y representa una buena alternativa para las personas con intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche. Además puedes elegir entre varios sabores: natural, con chocolate, vainilla...
  • Tofu: Sería el equivalente al queso fresco y está considerado un buen sustituto de la carne por su alto contenido en proteínas de calidad. Se prepara cuajando la bebida de soja con nigari (sal de calcio y magnesio), limón o vinagre. Después se escurre, se prensa y se comercializa envasado al vacío.

    La sopa de miso con tofu es uno de los platos más populares en Japón.

    El tofu absorbe el sabor de los ingredientes a los que acompaña, por ello puede utilizarse tanto en platos dulces (formando parte de deliciosos postres) como salados (con especies picantes, por ejemplo). También puedes añadirlo a ensaladas, platos de pasta, sopas, usarlo como ingrediente de rellenos o prepararlo estofado, empanado o frito.
  • Miso: Esta pasta de soja se elabora con sal y un agente fermentador, a la que suele añadirse arroz o cebada para potenciar el sabor y mejorar su calidad. Tras estar entre 6 meses y 3 años de reposo se obtiene una pasta oscura y espesa con la que se elabora la célebre sopa de miso japonesa (con miso, cebolla, tofu y algas). Para utilizarla en tus y sopas basta con añadir algunas cucharadas del producto y dejar que se disuelva en el guiso.
  • Tempeh: De aspecto similar al turrón de Alicante, se obtiene tras fermentar los granos de soja con un hongo, el Rhizopus oligosporus. Su textura es parecida a la de los frutos secos. Utilízalo en ensaladas o como ingredientes para canapés.
  • Salsa de soja: Sirve para condimentar alimentos, realzando su sabor. Puedes elegir entre dos tipos: el tamari (elaborado con soja, agua y sal) y el shoyu (al que se le añade trigo). Las salsas de soja tienen un sabor intenso y son ricas en vitaminas del grupo B.

Comentarios

avatar-Noe
Noe 15/11/2010

No soy vegetariana pero como tofu. Es muy fácil de usar! Animaos

avatar-Tomásfromgirona
Tomásfromgirona 26/11/2010

Y el seitán en los guisos queda muy bien también

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

El brócoli puede prevenir trastornos como la arteriosclerosis o las úlceras

Esta hortaliza está de temporada desde noviembre hasta abril.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS