Embarazo: lo que debes comer

Una correcta alimentación en esta etapa es fundamental para tu salud y la del feto, pero además es clave para el desarrollo y crecimiento del futuro bebé
Autor/es: Carmen Barriga
Actualizado el 25/05/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 

Recomendaciones generales

Durante el embarazo necesitas aumentar la cantidad y variedad de alimentos que consumes diariamente, ya que el feto sólo puede crecer a expensas de los nutrientes y otras sustancias que le llegan de la madre a través de la placenta.

Pero no te confundas: tampoco se trata de “comer por dos”, como decían nuestras abuelas: si lo haces, acabarás acumulando el exceso de energía en forma de grasa corporal (con las dificultades para recuperar la figura tras el parto que esto conlleva).

Comer menos de lo necesario también es peligroso: el feto puede obtener los nutrientes para crecer a expensas de las reservas nutricionales de la madre, por lo que el cuerpo de la mujer puede verse comprometido.
  • Durante el embarazo debes cuidar al máximo tu salud y tu alimentación.

    Si tu peso es adecuado antes del embarazo debes ingerir un extra de energía diaria de +300 kcal para el primer trimestre de gestación, +340 Kcal para el segundo y +452 kcal para el tercero. Las mujeres muy delgadas (menos del 80% del peso ideal) y las obesas (mas del 135 %) pueden requerir un estudio detallado de sus necesidades, que su médico valorará de forma continua.

    "¿Pero cuánto voy a engordar?", te preguntarás. Pues si tienes un peso normal antes de quedarte embarazada, es decir, si tu índice de masa corporal está entre 18,4 y 24,9, debes ganar de 11 a 15 kilos. Ten en cuenta que sólo el feto, el líquido amniótico y la placenta pesan al final del embarazo casi 5 kilos. A esto hay que sumarles el incremento, aproximadamente de 4 kilos, de tus tejidos (mamas y útero) y tu volumen sanguíneo.
  • La cantidad es muy importante, pero también la calidad: cereales, frutas, verduras, hortalizas y legumbres deben ser los ingredientes básicos de tu dieta. Al ser alimentos ricos en fibra, te ayudarán a evitar problemas de estreñimiento, muy comunes durante el embarazo. La cantidad de carbohidratos no digeribles (fibra total) debe pasar de 25 a 28 gramos al día, que representa un aumento del 12 al 15%.
  • Evita el consumo de alimentos crudos para impedir la transmisión de ciertas enfermedades como la toxoplasmosis, ocasionada por un parásito capaz de atravesar la placenta y dañar el desarrollo del bebé, o el anisakis, un parásito presente en el pescado sin cocinar. Ten también mucha precaución cuando prepares ensalada: lava las verduras con unas gotas de lejía para eliminar posibles microorganismos.
  • Es aconsejable que realices cinco comidas diarias: desayuno (25% del aporte total de alimentos), media mañana (10%), comida (35%), merienda (10%) y cena (20%).
  • En cuanto a los métodos de cocción, opta por los más ligeros, como la plancha o los hervidos. Es importante controlar la cantidad de aceites.

Comentarios

avatar-Una madre
Una madre 10/05/2010

Qué dificil es no comer por dos, o por tres!

avatar-Eli PA
Eli PA 31/05/2010

Sí, los primeros meses tenía un hambre que no veas, y nada de mareos o vómitos

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

A la hora de comer utilizas de igual forma vista, oído, olfato, gusto y tacto

Cada sentido que deja de entrar en juego disminuye puntos en el baremo de la satisfacción de la comida

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS