¿Qué son los antioxidantes?

Estas sustancias ayudan a combatir el estrés oxidativo y las lesiones que este genera, que se sospecha pueden intervenir en el desarrollo de varias enfermedades
Autor/es: Cristóbal Pera
Actualizado el 08/11/2011
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Antioxidantes
 

Cuál es su origen

Podemos obtener sustancias antioxidantes de tres formas diferentes: a través de los alimentos, mediante el consumo de suplementos o gracias al trabajo de nuestro cuerpo, capaz de generarlos por sí mismo. A continuación te mostramos más detalles.
 
Antioxidantes generados en el organismo
Los antioxidantes son generados, dentro de las propias células, como enzimas (de las cuales la superóxido dismutasa es la más importante, junto con la catalasa y la glutatión peroxidasa), y fuera de las células como pequeñas moléculas antioxidantes, unas solubles en lípidos y otras en agua.
  • Los antioxidantes solubles en lípidos, localizados en la membrana celular, están representadas, por su mayor prevalencia, por el alfa-tocoferol, la forma química y biológica más activa de la vitamina E; otros antioxidantes solubles en lípidos son el beta-caroteno (precursor de la vitamina A) y los carotenoides, entre los que se incluyen el alfa-caroteno, el licopeno (responsable del color rojo de los tomates) y la luteína, entre otros.
  • De los antioxidantes solubles en agua, la vitamina C es el más importante.

Procedentes de alimentos
  • El beta-caroteno procede de aquellos alimentos que tienen el color más o menos anaranjado como la zanahoria, el mango, el albaricoque, el melón, el boniato, la calabaza y los calabacines. También abunda en verduras de hoja grande y verde como la berza, las espinacas y la coliflor.

    Las zanahorias contienen abundantes carotenoides.

  • La luteína, conocida por su asociación con la salud ocular, abunda en las verduras de hoja grande y verde.
  • El licopeno es un potente antioxidante que se encuentra en abundancia en los tomates, así como en la sandía, las uvas, el albaricoque y la papaya, entre otros alimentos.
  • El selenio,  aunque es un mineral y no un antioxidante de por sí, entra en la composición de las enzimas antioxidantes, producidas por las células. El arroz y el trigo son las fuentes principales de selenio, extraído por las plantas del suelo donde son cultivadas. Los animales que pastan estas plantas ricas en selenio almacenan en sus músculos cantidades importantes de este mineral, lo que quiere decir que, en la práctica, el pan y la carne son las fuentes principales del selenio de la dieta.
  • La vitamina A se encuentra bajo tres formas químicas: el retinol (vitamina A1), el 3,4-didehydroretinol (vitamina A2), y el 3-hydroxy-retinol (vitamina A3). Los alimentos ricos en vitamina A son el hígado, el boniato, las zanahorias, la leche, la yema de huevo y el queso mozzarella.
  • La vitamina C (ácido ascórbico) se encuentra en abundancia en muchas frutas y verduras, así como en los cereales, la carne (vacuna y de pollo) y el pescado.
  • La vitamina E (alfa-tocoferol) abunda en las almendras, en muchos aceites de trigo, maíz o soja y en las nueces, el mango, el brócoli, los espárragos y las alcachofas.
     
Preparados como suplementos dietéticos
Muchos de estos antioxidantes se ofrecen en el mercado farmacéutico como suplementos dietéticos. Según el National Institute of Health de los EEUU, los suplementos de antioxidantes son, a menudo, sintéticos, por lo que es posible que estas formas manufacturadas no tengan los mismos efectos in vivo que los antioxidantes obtenidos directamente de los alimentos. Incluso es posible que las propiedades beneficiosas de los antioxidantes extraídos de los alimentos para fabricar suplementos dietéticos puedan ser perdidas durante su manufactura. Cabe también la posibilidad que las dosis excesivas de antioxidantes, consumidos como suplementos dietéticos puedan producir, según el citado Instituto norteamericano, efectos negativos.

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Las primeras papilas gustativas en desarrollarse son las del sabor dulce

También son las primeras en envejecer, de ahí que los ancianos necesiten mayor concentración de azúcar para obtener la misma sensación de dulzor

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS