Un plato de pasta puede ser ligero

Si eres de los que no tomas pasta por miedo a ganar peso, fija en tu mente desde ahora mismo que esto no tiene por qué ocurrir. Te lo mostramos.
Autor/es: Isabel Puigdueta
Actualizado el 30/03/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Adelgazar Pasta
 
Si eres de los que no tomas pasta por miedo a ganar peso, fija en tu mente desde ahora mismo que esto no tiene por qué ocurrir. Te lo mostramos a continuación.

Macarrones, espaguetis, lazos, tallarines… Tipos de pasta hay muchos, pero la base de todos ellos es la misma. Se elaboran a partir de la sémola de trigo duro, que no es más que una variedad del trigo con un mayor contenido en gluten (una proteína vegetal). Al mezclar la sémola con agua y sal se obtiene una masa elástica que, moldeada con una gran diversidad de formas y tamaños, se deseca o se vende directamente fresca.
 
Un producto con las calorías justas
Todos los alimentos, excepto el agua, aportan energía, aunque algunos son más calóricos que otros. Por ejemplo:
  • Las calorías de un plato de pasta dependen mucho de los acompañamientos.

    Las frutas y verduras, gracias a su alto contenido en agua, son alimentos poco energéticos.
  • En cambio, los productos ricos en grasas lo son mucho: 1 gramo de grasa produce en el organismo 9 Kcal.
  • Los hidratos de carbono tienen un valor energético intermedio: 1 gramo de hidratos de carbono produce en el organismo 4 Kcal.
Pero… ¿Y la pasta? Fuente importante de hidratos de carbono y proteínas, su contenido en grasas es muy bajo. Todo esto provoca que no engorde tanto como mucha gente piensa. Así:
  • 100 gramos aportan 350 Kcal (1.450 KJ). Una ración normal de pasta (70 gr en seco) contiene 245 Kcal, cantidad importante pero no excesiva, ya que representa aproximadamente el 12% de las necesidades diarias de una persona que desarrolle una actividad normal con algo de ejercicio físico.
     
Entonces, ¿por qué se dice que este alimento es muy calórico?
Los culpables de esta falsa leyenda son sus acompañamientos más tradicionales. La mantequilla, la crema de leche, cierto tipo de salsas o quesos e incluso los rellenos de carne aportan sabor… y calorías. Si abusas de estas preparaciones la dieta se puede desequilibrar, y esto se acabará notando en la báscula.
 
Cómo prepararla de forma ligera
Condimentada con salsa de tomate y una cantidad moderada de aceite no tiene por qué engordar. Incluso puede ayudarte a mantenerte en tu peso, ya que la fibra y el gluten de la pasta tienen un eficaz efecto saciante que evitará que comas más de lo necesario. Acompáñala de verduras salteadas (cebolla, apio, zanahoria) y sumarás un aporte extra de fibra. Las siguientes recetas son una opción ligera y equilibrada:
  • Espaguetis con salsa de tomate.

    Espaguetis con salsa de tomate:
    Elabóralos con 100 gr de pasta, 15 gr de aceite de oliva, 150 gr de tomate, 1 cebolla y 10 gr de parmesano y obtendrás un completo plato que aporta tan sólo 550 kcal.
  • Tallarines con salsa boloñesa: Su contenido en calorías es ligeramente superior (630 kcal), pero pueden incluirse perfectamente en una dieta sana. Se preparan con los mismos ingredientes y cantidades de la receta anterior, pero añadiendo 50 gr de carne picada.

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Las setas son una abundante fuente de minerales y de oligoelementos

También mejoran la digestión de las grasas y ayudan a controlar los niveles de colesterol.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS