¿Se puede no engordar comiendo fuera?

Elige bien el restaurante, opta por “menús verdes” y huye de los fritos para cuidarte en verano
Autor/es: Redacción
Actualizado el 01/07/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Aunque durante el invierno de vez en cuando comamos de menú en el bar, es en verano cuando la situación se descontrola y realmente vivimos fuera de casa: tapas, cañas, paellas junto a la playa y algo de picoteo en el restaurante por las noches forman un cóctel bastante perjudicial para el contorno de nuestras cinturas, pero también para la salud. Mantener la situación bajo control es posible, y no engordar en verano también, si se siguen los consejos que propone la Fundación Española del Corazón (FEC).

“Al comer en restaurantes tendemos no sólo a multiplicar las cantidades de alimentos que ingerimos, sino también a aumentar el consumo de grasas animales y saturadas y postres grasos”, dice la doctora Petra Sanz, miembro de la FEC. Por eso la fundación lanza estas sencillas recomendaciones para mantener el control:
  • Controla lo que comes fuera de casa para mantener tu peso y tu salud.

    Es tan importante elegir lo que comes como dónde lo comes. Lo primero es dar con el restaurante adecuado y recordar que hoy día muchos locales ofrecen “menús verdes” o “good for you”, destinados a quienes no renuncian a cuidarse aún cuando salen a comer fuera.
  • Las verduras, legumbres, frutas o pescados deben pasar por delante de las grasas y y los postres muy calóricos. Se puede y se debe comer de todo, pero es importante abundar en lo que es más sano.
  • Elige alimentos cocinados con aceite de oliva pero sin abusar de los fritos. El aceite de oliva ayuda a disminuir los niveles de colesterol y beneficia el control de la hipertensión arterial.
  • La comida hecha al vapor, al horno, a la parrilla o a la plancha es la más saludable y preferible antes que la frita.
  • Pide que cocinen tus platos sin sal, y añade luego tú mismo la cantidad adecuada. Muchos restaurantes sirven los platos muy salados. Pedirlos sin sal es la manera de controlar tu consumo de sodio, uno de los principales incentivadores de hipertensión arterial.
Por tanto, comer fuera y no caer en el sobrepeso pasa por no ingerir calorías, grasas ni sal en exceso y mantener los niveles adecuados en la dieta de frutas, verduras y fibra. Una cuestión de equilibrio.

Fuente:
Fundación Española del Corazón (FEC)

Comentarios

avatar-No me pises...
No me pises... 01/07/2010

Para mi sonido de chanclas y bravas van ligados. En verano se me despara el chip bravero y no puedo evitarlo, jeje

avatar-oclock
oclock 01/07/2010

con el todo incluido es dificil no ponserse hasta arriba. yo lo siento por mis arterias pero me voy d crucero y pienso cometer un par o tres d excesos!!! vivan las vacaciones!!

avatar-Brum
Brum 01/07/2010

Además con el rollo del meneito en el barco bebes y bebes y no te enteras

avatar-Marta
Marta 02/07/2010

El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó, y la fiesta comenzó, comenzó, comenzó.... viva el verano!!!!!!!

avatar-oclock
oclock 02/07/2010

tú lo has dicho brum... en verano, yo soy como los peces k beben y beben. pero... bueno, vale, intentaré cuidarme un poco!!

avatar-Marisa B
Marisa B 05/07/2010

Desde que he descubierto los berberechos soy otra persona! Con limoncito y pimienta sientan de maravilla. Una tapa ligera y apetitosa!

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

El zumo de cereza ayuda a la recuperación tras el ejercicio

Esta fruta tiene propiedades antioxidantes que actúan tras las rutinas de musculación.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS