La dieta que cuida tu corazón

Seguir una alimentación adecuada te ayudará a prevenir los problemas de corazón
Autor/es: Isabel Puigdueta
Actualizado el 16/09/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son las que causan más muertes en los países desarrollados. La siguiente cifra puede darte una idea de su alta incidencia: se calcula que en 2015 morirán cerca de 20 millones de personas debido a cardiopatías y accidentes vasculares del cerebro.

El consumo regular de verduras y aceite ayuda a que tu corazón se mantenga sano.

Las causas de las ECV, como la hipertensión y el colesterol elevado, están estrechamente relacionadas con factores de riesgo bien conocidos. Algunos de ellos, por ejemplo los ligados a la genética, la edad o el sexo, no son modificables. Sin embargo otros, como la mala alimentación, la inactividad física o el tabaquismo, pueden ser modificados.

Recuerda que una alimentación inadecuada y la falta de actividad física contribuyen al aumento de la tensión arterial y del colesterol en la sangre, además de favorecer el sobrepeso y la obesidad. Y pese a que la innovación tecnológica ha permitido avances realmente considerables para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos coronarios, el mejor instrumento para disminuir el riesgo de padecer este tipo de enfermedades sigue siendo la prevención, que debe instaurarse desde la infancia.

 
Recomendaciones dietéticas
Si comes moderadamente, ajustando la ingesta energética a la energía gastada en la actividad diaria, evitarás el sobrepeso y la obesidad. ¿Cómo conseguirlo?
  • Debes consumir frutas y verduras a diario y tomar cereales (pan, pasta, arroz etc.) integrales, siempre que se pueda.
  • Elige mayoritariamente carnes blancas (pollo, pavo o conejo), aunque esporádicamente se pueden consumir carnes grasas (ternera, cerdo), si seleccionamos las partes más magras.
  • Es aconsejable consumir frecuentemente pescado blanco y azul.
  • Los productos lácteos deben ser desnatados o, al menos, semidesnatados.
  • Utiliza preferentemente aceite de oliva virgen y reduce el consumo de productos con grasas saturadas o hidrogenadas (presentes en la bollería industrial y en los alimentos precocinados e industriales).
  • Debes moderar la ingesta de sal y de bebidas alcohólicas. Si tienes costumbre, puedes tomar un poco de vino tinto en las comidas.
Si te fijas bien en estas sugerencias, verás que encajan perfectamente con lo que conocemos como "dieta mediterránea". De hecho, era el tipo de alimentación tradicional de nuestros padres y abuelos. Sería conveniente recuperar estos buenos hábitos a la hora de alimentarnos.

Y además es conveniente practicar ejercicio físico como caminar, nadar, o hacer gimnasia por lo menos tres días a la semana.

Más información:
Consulta nuestra galería de imágenes Cinco alimentos que protegen tu corazón.

Comentarios

avatar-Afri
Afri 17/09/2010

kiero hacer ejercicio pero si me apunto a algun curso más no podré ver a mi novio, nunca!!

avatar-Nil
Nil 17/09/2010

Pues hacedlo los dos juntos! Puede ser divertido

avatar-jonh
jonh 24/05/2012

mi tio se acaba de morir de un paro y eso quue tenia como 30 y no se veia gardo, no me gustaria que me pasase eso, mejor cambio mi dieta aunke me cueste un poco mas

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Comer dos o más veces pescado a la semana previene la sordera

Los ácidos grasos omega 3 del pescado ayudan incluso a frenar la progresión de la sordera en personas mayores que ya la padezcan.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS