Los niños no comen suficiente fruta y verdura

Sólo el 16,5% de los padres afirma que sus hijos toman cinco vegetales al día
Autor/es: Redacción
Actualizado el 24/03/2011
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
La pirámide alimentaria recomienda comer cinco raciones de frutas y verduras al día, algo que en España no cumplen ni los adultos ni tampoco la mayoría de niños. Sólo un 16,5% de los padres afirma que sus hijos consumen las famosas “cinco al día” y 4 de cada 10 reconocen que sus pequeños comen menos de tres vegetales diarios, según una encuesta llevada a cabo por Philips Avent.

Permite a los niños que te ayuden en la cocina y despertarás su interés por los alimentos.

El hecho de que sólo el 54% de los niños come cinco veces al día seguramente influye en los datos anteriores. Y también que frutas y verduras no están precisamente entre sus alimentos preferidos. Son la carne, los dulces y los snacks los que encabezan su listado de preferencias.

Este escaso consumo de frutas y verduras no es un problema exclusivo de nuestro país. Buen ejemplo de ello es un estudio publicado por la American Heart Association, según el cual la mayoría de los adolescentes estadounidenses comen pocos vegetales, una tendencia aún más acusada entre los obesos. Fruto de esta dieta inadecuada, los jóvenes con exceso de peso presentan una serie de alteraciones metabólicas que les pueden llevar a desarrollar trastornos cardiovasculares o diabetes.

¿Cómo se puede fomentar una alimentación más sana entre los niños? La doctora Diana Madruga, pediatra especializada en nutrición y gastroenterología, nos muestra algunas de las claves para conseguirlo:
  • Sé un buen ejemplo para tus hijos: los niños imitan lo que ven. Por eso, si tus menús son sanos y variados los más pequeños de la casa aprenderán a comer siguiendo tus pautas. Y además de lo que comes es muy importante tu actitud: una investigación publicada en la revista Obesity demuestra que, cuando los niños ven a una persona sonriendo frente a un plato de comida, se muestran más receptivos con ese alimento.
  • Adopta una buena rutina a la hora de comer. No hay que entretener a los niños con juguetes o con la televisión mientras comen. Si están distraidos les será más difícil interiorizar las sensaciones de hambre y saciedad. Es mucho mejor que aproveches este momento para explicarles historias sobre la alimentación, en un ambiente siempre relajado y familiar.
  • Ofréceles los alimentos que rechazan más de una vez. A menudo es necesario insistir para que los niños se animen a probar un nuevo ingrediente. Ten paciencia y ofréceles pequeñas cantidades, presentándolo todo de forma atractiva (por ejemplo, en platos con compartimentos separados).
  • Si un niño no quiere comer, no le fuerces. Los pequeños no deben estar más de 30 minutos delante de un plato sin probarlo. Si no se lo quiere acabar no le fuerces a hacerlo ni le cambies el plato por otro que le guste más.

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

si tomas una pieza de fruta más al día reduces un 4% tu riesgo de sufrir un infarto?

Si eres mujer la reducción es mucho más significativa, de hasta un 15%.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS