Olvídate del dolor de espalda

Más del 75% de las personas han sufrido, sufren o sufrirán dolor de espalda alguna vez en la vida. El ejercicio y mejorar los hábitos te ayudarán a evitarlo
Autor/es: Ignacio Fernández
Actualizado el 08/03/2011
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Espalda Fitness Dolor
 

El deporte te ayuda

Evita el dolor de espalda centrándote en dos frentes. Por un lado, esquiva los riesgos para la estructura ósea, muscular y nerviosa de tu espalda. Rectifica malas posturas, ten cuidado al levantar pesos o cuida la calidad de tu colchón. Por otro, recuerda lo importante que es para tu espalda realizar una actividad física regular. Tomar medidas para mover las estructuras que componen la espalda es fundamental. ¿Cómo? Hay varios tipos de ejercicios adecuados:
  1. Ejercicios de movilidad articular. Muévete empezando por la “zona media” (la cadera) y continua luego hacia las zonas superior e inferior del cuerpo, llegando finalmente a cuello y pies. Para que estos ejercicios sean efectivos, basta con que los practiques durante 10 o 15 minutos, 2 veces a la semana.
  2. Flexibilidad para mejorar la elasticidad de tus músculos. Haz sesiones de estiramientos de entre 10 y 15 minutos, al menos 2 veces por semana. Enfatiza en la flexibilización de lumbares, femorales y psoas ilíaco. Equilibrando la tensión de estos músculos estabilizarás la zona media del cuerpo, previniendo los dolores. La zona cervical es un foco de estrés que también debes trabajar. El objetivo: equilibrar el tono muscular de pectorales, dorsales y trapecio para evitar el dolor.
  3. Ejercicios de tonificación muscular. Son muy importantes en la zona abdominal, para conseguir un correcto equilibrio de la columna. Hazlos en en series cortas de 15 a 20 repeticiones, pero con intensidad, para lograr una fuerte tonificación. Trabaja también los músculos del dorso. Deben estar fuertes para sostener la estructura ósea de la columna. Te recomendamos usar bandas elásticas para hacer remos y vuelos para tonificar la espalda.
  4. © Films&Pelis;

    Ejercicios de flexibilidad para la zona superior.

    Ejercicio cardiovascular. Es muy importante, ya que realizándolo generas una circulación sanguínea más dinámica que nutre de oxígeno a músculos y huesos. Además, renuevas los desechos y toxinas acumuladas en la zona de la espalda. Te recomendamos comenzar con al menos 10 minutos de marcha continua o bicicleta, para después subir 5 minutos más la duración y seguir progresando hasta llegar a los 30 minutos. Luego podrás empezar con trabajos de mayor intensidad.

Comentarios

avatar-OJGA
OJGA 15/03/2011

Excelentes consejos¡¡ a seguirlos¡¡

avatar-Ramonito
Ramonito 16/03/2011

muy bueno

avatar-dolores porras
dolores porras 16/01/2012

megusta! hablais de los ejecicios para la artrosis lumbar? estiramientos?gracias por esta pagina

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Cuando haces la cama, barres o vas a comprar estás haciendo actividad física

El concepto de actividad física es más amplio de lo que podrías pensar, pues abarca cualquier movimiento del cuerpo intencionado que da lugar a un gasto de energía.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS