El sillín de la bicicleta puede provocar impotencia

Los riesgos varían según el diseño del sillín y la frecuencia con que se usa la bici
Autor/es: Cristóbal Pera
Actualizado el 29/09/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Los ciclistas, tanto aficionados como profesionales, deben prestar mucha atención al diseño del sillín de su bicicleta, de modo especial a aquellos con una parte trasera estrecha y una parte anterior estrecha y alargada horizontalmente, a modo de "nariz o trompa", ya que puede condicionar el desarrollo de una disfunción eréctil o impotencia. Así se afirma en tres artículos publicados en la revista Journal of Sexual Medicine en setiembre de 2005 y en el editorial del mismo número.
Primer artículo: riesgo de disfunción
En el primer artículo se concluye que montar en bicileta más de 3 horas por semana es un factor de riesgo independiente para sufrir disfunción eréctil, moderada o grave. El texto está firmado por miembros del Instituto de Medicina Sexual y del Departamento de Urología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, y resume todos los datos disponibles en las publicaciones médicas (entre 1981 y 2004) sobre la relación entre el ciclismo como actividad predominante y la disfunción eréctil.

Cuando se compara una población de ciclistas con poblaciones de corredores y nadadores, la proporción de disfunción eréctil es del 4,2%, frente al 1% y al 2%, respectivamente. En consecuencia, los ciclistas, para minimizar el riesgo de padecer una disfunción eréctil asociada con la práctica intensiva de este deporte, deben evitar los sillines diseñados con una larga y estrecha extensión anterior, a modo de nariz, y optar por sillines sin esa extensión anterior y cambiar de postura periódicamente.

El sillín puede condicionar la irrigación del pene.

Los autores de este primer artículo concluyen que el mecanismo de este tipo de disfunción eréctil está relacionado con la interacción del ciclista con el sillín de la bicicleta a nivel de su perineo. Cuando el sillín tiene una estrecha extensión anterior, a modo de nariz, se comprime la arteria pudenda, de la que depende la irrigación del pene, y se pueden provocar lesiones en la capa interna o endotelio de dicha arteria.
Segundo artículo: análisis de sillines
Los mismos investigadores firmaron un segundo artículo, en que analizaron el distinto impacto de los modelos de sillín, con y sin extensión anterior, sobre la irrigación sanguínea del pene, en ciclistas que usaron para la prueba bicicletas estáticas. El estudio demostró que los sillines con una estrecha extensión anterior se asocian con presiones sobre el perineo que exceden a la presión del flujo sanguíneo en las arterias del pene y las obstruyen. Para llegar a esta conclusión, los autores midieron la velocidad sistólica máxima en el cuerpo cavernoso del pene (tras la inyección intracavernosa de agentes vasoactivos) acostados en la mesa de exploración, sentados en un sillín, en una silla y de nuevo de pie.
Tercer artículo: ¿puede mejorarse el sillín?
En un tercer estudio, se evaluó un nuevo diseño geométrico de sillín, con el área correspondiente al perineo hendida para que tanto esta zona como el propio cóccix quedarn libres de presión, así como la parte anterior inclinada hacia abajo, "como el pico de un águila". Los autores midieron, a través de la piel, la presión de oxígeno en el pene, como índice de su irrigación y compararon el nuevo diseño (conocido como SMP) con modelos que utilizan habitualmente los ciclistas profesionales. La conclusión fue que el diseño SMP, que evita la compresión a nivel del perineo, previene la compresión de las arterias que irrigan el pene. Esta investigación la firmaron miembros del Departamento de Urología del Hospital Bassiano, en Bassiano de la Grappa, y del Hospital SS Giovanni, en Venecia, Italia.
Más riesgo en ciclistas habituales
En el editorial que comenta estos artículos, el Dr. Steven Schrader, un experto en salud reproductiva, escribe que ya no es discutible que cuando se usa con frecuencia la bicicleta, el sillín puede causar una disfunción eréctil.  

Aunque los ciclistas ocasionales no deben preocuparse, los ciclistas aficionados que dedican muchas horas a la bicicleta durante la semana, y los que son profesionales, sí deberían preocuparse por correcto diseño de sus sillines.

Fuente: Journal of Sexual Medicine

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Los frutos secos te protegen frente a la diabetes

Tomar 30 gramos al día reduce una posible resistencia a la insulina.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS