Cómo elegir el cosmético facial que te conviene

El tipo de piel marca en gran medida la conveniencia de utilizar uno u otro tipo de productos
Autor/es: Mercè Camps
Actualizado el 11/06/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Belleza Piel
 

Tipos de piel

Para elegir el cosmético que mejor se adapte a tus necesidades es fundamental conocer previamente qué tipo de piel tienes. Por eso, antes de detenernos en cada producto, te recordamos cuáles son los diferentes tipos de piel:
  • Piel normal. No presenta alteraciones, tiene un brillo moderado y un aspecto firme, muy suave al tacto, es aterciopelada y elástica. Sus poros son pequeños, está bien irrigada y su coloración es uniforme. En ella la grasa y la humedad están equilibradas. Su limpieza se basa en el uso de una crema limpiadora junto con un tónico. Soporta bien los jabones.
  • Piel seca. Tiene menos cantidad de grasa que la piel normal, por lo que está más desprotegida frente a agentes externos y el agua interna se evapora con más facilidad. Su aspecto es ligeramente mate. Es muy fina, pero su tacto es áspero. Es sensible al frío y al contacto con el agua y soporta los limpiadores con dificultad, por lo que su limpieza debe hacerse una vez al día con una crema limpiadora con pH ácido (como la piel). Una característica de los limpiadores para pieles secas es que deben contener un alto porcentaje de grasa, además de activos hidratantes y calmantes. Tras su uso se recomienda tonificar la piel con lociones calmantes y aplicar una crema hidratante.
  • Identificar cuál es tu tipo de piel te ayudará a elegir mejor los cosméticos.

    Piel grasa.
    Brilla mucho por el exceso de grasa (especialmente en la zona T: nariz, frente y mentón), sus poros están dilatados, su textura es gruesa e irregular y, en ocasiones, se pueden observar cicatrices debidas al acné. Soporta sin problemas los cambios en las condiciones atmosféricas. Es fundamental limpiar este tipo de piel dos veces al día. Además tolera perfectamente los jabones y las leches limpiadoras, que deben ser bajos en grasa. Hay que complementar la limpieza con lociones secantes suaves y aplicar a continuación cremas con sustancias azufradas y con un pH ácido.
  • Piel mixta. Es una piel intermedia entre la normal y la grasa. Presenta zonas de piel normal, o incluso seca en las mejillas, y áreas de piel grasa en la zona T (barbilla, nariz y frente). Es fundamental limpiar este tipo de piel dos veces al día.
Página 1 de 4 2 - Limpieza »  

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

La soja ayuda a combatir la hipertensión

Comer soja habitualmente reduce los niveles de tensión arterial tanto en los hipertensos como en las personas que no han desarrollado este trastorno.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS