Osteoporosis

Esta enfermedad, que afecta más a las mujeres, se caracteriza por la pérdida de calidad del tejido óseo, lo que se traduce en una mayor fragilidad y un mayor riesgo de fracturas
Autor/es: Cristóbal Pera
Actualizado el 12/04/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 

Síntomas y causas

En las fases iniciales de la pérdida de masa ósea, la osteoporosis es, generalmente, asintomática. Pero en cuanto los huesos están debilitados y se convierten en más frágiles pueden presentarse las siguientes señales de alerta:
  • Dolor de espalda, que puede ser intenso si una vértebra se fractura o se colapsa.
  • Disminución progresiva de la talla corporal con cifosis dorsal.
  • Fracturas de vértebras, muñecas, caderas y otros huesos.
Causas
En cuanto a los factores desencadenantes debes saber que pueden ser muy diversas. Se distingue la osteoporosis primaria o idiopática (en la que se incluyen la osteoporosis post-menopáusica y la osteoporosis senil) de la osteoporosis secundaria, asociada a diversos procesos o situaciones: 
  • Endocrino: Como consecuencia del Síndrome Cushing o de hiperparatiroidismo.
  • Embarazo y lactancia
  • Nutricional: Déficit de proteínas, de ácido ascórbico, de calcio o de vitamina D.
  • Si hay antecedentes familiares es más probable padecer la enfermedad.

    Congénita hereditaria (osteogénesis imperfecta)
  • Gastrointestinal: Por mala absorción de nutrientes o por síndrome de posgastrectomía.
  • Enfermedades hepáticas
  • Enfermedades renales: Insuficiencia renal crónica y hemodiálisis.
  • Toma de fármacos (corticoesteroides)
  • Inmovilización generalizada (reposo en cama) o localizada (por fracturas o por distrofia simpática refleja (Südeck).
  • Artritis reumatoide
  • Neoplasias

La fuerza de un hueso depende de su tamaño y de su densidad; la densidad ósea está en función, en parte, de la cantidad que contiene de calcio, fósforo y otros minerales. Cuando el hueso se desmineraliza, pierde consistencia en su estructura y se torna frágil. Tres factores son esenciales para mantener los huesos sanos a lo largo de la vida:
  • Practicar ejercicio físico de manera regular.
  • Consumo adecuado de calcio.
  • Aporte adecuado de vitamina D que es esencial para la absorción del calcio.
 

Comentarios

avatar-Liliana
Liliana 22/02/2012

Soy fanática del calcio en todas sus presentaciones. Me parece una manera extraordinaria de beneficiar a nuestro cuerpo y prevenir enfermedades. Buscando más al respecto encontré también sobre los beneficios del calcio coral y cómo ayudan a nuestro organismo a regularse en muchos aspectos. Una verdadera maravilla.

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Las personas que comen sano están más activas en su tiempo libre

Un estilo de vida saludable significa tanto evitar el sedentarismo como llevar una dieta sana.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS