Jugar sí, pero con cuidado

A la hora de controlar la adicción, de saber cuándo hay que parar, es muy importante la ayuda de los que están alrededor
Autor/es: Redacción
Actualizado el 18/09/2012
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Adicciones
 
A nadie se le puede escapar ya a estas alturas que el juego online es una de las actividades que más ha crecido en los últimos tiempos. A pesar de que la crisis ataca sin remisión a la gran mayoría de las actividades económicas, todo lo relacionado con el juego online y, en particular, las páginas que contienen casinos online parecen no verse en absoluto resentidas por las penurias económicas.
Sin embargo, al igual que en otras modalidades de juego, es importante saber controlar el juego para no caer en una adicción. Los gobiernos, para evitar esto, y también para tratar que otros no se beneficien de la buena voluntad de los demás, están creando una serie de leyes y normativas que establezcan una regularización más restrictiva de este tipo de juegos. El problema es que en muchas ocasiones el juego online es fuerte incluso para la ley.

El juego debe realizarse siempre de forma responsable

A la hora de controlar la adicción, de saber cuándo hay que parar, es muy importante la ayuda de los que están alrededor. Estos deben estar atentos y llamar la atención del jugador antes de que sea demasiado tarde. Hay una serie de preguntas cuyas respuestas pueden dejar claro si lo tuyo es adicción o simple afición. Unas interrogantes que, si tú no eres capaz de hacerte o responderte, deben ser tus más allegados los que den el paso.

Cuestiones como si cuando terminas de jugar normalmente has gastado más dinero del que tenías en mente en un inicio, también si no te das cuenta del tiempo que pasas delante de la pantalla del ordenador o del dispositivo móvil y, al final, le dedicas mucho más tiempo del previsto, o si cuando vas ganando, cuando vas por delante, no eres capaz de parar y sigues buscando hacer crecer aún más tus emolumentos.

Preguntas y señales que pueden dejar bien a las claras si realmente te estás convirtiendo en un adicto al juego, si eres un simple aficionado o si ya eres un adicto. Todo ello, además, en un mundillo en el que, a pesar de que los gobiernos están poniéndose manos a la obra, no es difícil encontrarse con personas que no se preguntan si son adictos o no, si no que la cuestión que se plantean es ¿cómo lucrarse a costa de los problemas de los demás? 

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Los zumos de fruta natural ayudan a combatir el estreñimiento, pero no los envasados

Los de pera, cereza, uva y ciruela se recomiendan especialmente.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS