La leche materna protege a los bebés de sufrir infecciones

El bebé nota este efecto si toma exclusivamente leche materna al menos seis meses
Autor/es: Redacción
Actualizado el 28/09/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Los bebés alimentados sólo con leche materna durante sus seis primeros meses de vida están más protegidos frente a las infecciones, sufriéndolas menos o con menor intensidad. Esta protección aumenta cuanto más dura el periodo de lactancia y no se da cuando se combina la leche materna con otros preparados. Son datos de un estudio publicado en la revista Archives of Diseases in Childhood, que tomó como muestra a bebés con acceso a unas prestaciones sanitarias óptimas. Por tanto, incluso estando convenientemente vacunados y tratados, la leche materna jugó un papel de protección extra en la salud de los niños alimentados sólo con ésta.

Otitis media, gastroenteritis, infección respiratoria, infección urinaria o conjuntivitis están entre las infecciones más comunes que se dan en la primera infancia. Los investigadores siguieron los casos de 926 recién nacidos, de los cuales 91 fueron exclusivamente amamantados durante seis meses o más. La investigación duró 12 meses y sus autores recopilaron información sobre sus ingresos hospitalarios, visitas médicas y tipo de alimentación para concluir que la recomendación de la OMS de amamantar a los bebés hasta que cumplen seis meses es acertada.

La OMS recomienda amamantar a los bebés hasta que cumplen seis meses.

El sistema inmune de los bebés es inmaduro y, por tanto, los beneficios que reporta la lactancia materna son fundamentales incluso para los niños con acceso a una buena sanidad. El menor riesgo de sufrir infecciones se prolongó, en los niños estudiados, hasta que los pequeños cumplieron su primer año.
¿A qué se deben los efectos de la leche materna?
Estudios anteriores han planteado distintas hipótesis sobre por qué la leche materna tiene un efecto protector en la salud de los niños. Se ha hablado de anticuerpos que la madre transmite al bebé, de su capacidad nutricional, de factores inmunorreguladores e inmunomoduladores de la leche o del papel que ésta desempeña en la flora del niño. También se ha considerado la posibilidad de que alimentar al niño con biberón puede exponerlo a más gérmenes patógenos.

Fuente: Archives of Diseases in Childhood

Comentarios

avatar-Guiomar
Guiomar 29/09/2010

si la baja maternal es d 4 meses... ya me entendéis, se hará lo que se pueda

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Una vez preparadas, las infusiones no deben conservarse más de 12 horas

De esta forma evitarás la pérdida de sustancias activas y posibles fermentaciones.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS