La ruta del alcohol en el cuerpo humano

¿Cómo y dónde se absorbe el alcohol? ¿Hay alimentos que retrasan su asimilación? Respondemos a estas y otras cuestiones.
Autor/es: Redacción
Actualizado el 30/12/2008
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Alcohol
 
¿Cómo y dónde se absorbe esa copita de alcohol que tomas de vez en cuando? ¿Cuáles son sus efectos sobre el organismo? ¿Hay alimentos que retrasan su absorción? Primeras pistas: el alcohol (etanol) es soluble en agua, se absorbe lentamente en el estómago y se distribuye por todo el organismo.

Con el estómago vacío el organismo absorbe el alcohol mucho más rápido.

Las bebidas alcohólicas son, además, una importante fuente de energía. Fíjate en lo siguiente: 3 litros de cerveza contienen 500 kcal, y 1/2 litro de whisky, 1.650 kcal. Teniendo en cuenta que los requerimientos diarios de energía de una persona moderamente activa son de 3.000 kcal. en los hombres y de 2.200 kcal en las mujeres, es sencillo llegar a la conclusión de que el consumo de alcohol debe ser mínimo.

Su mecanismo de absorción
La velocidad con la que se absorbe el alcohol en el organismo depende de varios factores. Por ejemplo, la absorción es más rápida cuando el estómago está vacío y la concentración en alcohol de la bebida está entre el 20% y el 30%.

Precisamente por esta razón el sherry, con una concentración aproximada de alcohol del 20%, aumenta los niveles de alcohol en sangre más rápidamente que la cerveza (que tiene una concentración de entre el 3 y 8%), mientras que los licores (con concentraciones del 40%) retrasan el vaciamiento del estómago e inhiben la absorción del alcohol.

La rapidez de absorción del alcohol también depende de con qué se acompañe. Así, las bebidas gaseosas, como el whisky acompañado de soda y el champán, se difunden por el cuerpo con mayor rapidez. Por su parte, los alimentos, en especial los hidratos de carbono, retrasan la absorción del alcohol: con el estómago lleno las concentraciones de alcohol en sangre pueden ser de hasta 1/4 menos de los valores conseguidos con el estómago vacío.

Los efectos placenteros del alcohol, además, son mejores cuando se bebe durante una comida o cuando el alcohol se ingiere diluido.

El alcohol se distribuye en el agua corporal, por lo que la mayoría de los tejidos del organismo (el cerebro, el corazón y los músculos) tienen la misma concentración de alcohol que la sangre. La excepción es el hígado, con una mayor exposición a los efectos del alcohol, debido a que lo recibe directamente del estómago y el intestino delgado, a través de la vena porta. En cambio, en el tejido adiposo penetra muy poco alcohol debido a que éste es muy poco soluble en la grasa.

En cuanto a género, las concentraciones de alcohol en la sangre y en los tejidos son más elevadas en la mujer, ya que tienen más grasa subcutánea (que no retiene alcohol) y un volumen sanguíneo menor que los hombres, aún cuando la cantidad de alcohol consumido sea ajustada al peso corporal.
 
¿Cómo se metaboliza?
El primer paso en el metabolismo del alcohol es su transformación (mediante su oxidación, inducida en el estómago por la enzima alcohol deshidrogenasa) en acetaldehído, en presencia de otras sustancias, conocidas como cofactores. Las mujeres suelen tener en el estómago niveles más bajos de alcohol deshidrogenasa que los hombres.

El acetaldehido es una sustancia tóxica, de gran capacidad reactiva, que en las personas sanas es oxidada rápidamente para transformarse en el hígado (mediante la enzima aldehido deshidrogenasa) en una sustancia inocua, el acetato. Bajo circunstancias normales, el acetato es oxidado en el hígado y en los tejidos periféricos, y eliminado como dióxido de carbono y agua.

El 50% de los japoneses carecen de la enzima responsable de transformar el alcohol en una sustancia inocua para el organismo.

Existen varias isoenzimas de la aldehido deshidrogenasa, una de las cuales falta, por mutación genética, en el 50% de los japoneses, y posiblemente en otros pueblos del sur de Asia (aunque raras veces en la raza blanca). Cuando los individuos a los que falta esta isoenzima de la aldehido deshidrogenasa consumen bebidas alcohólicas, sufren síntomas muy desagradables como dolor de cabeza, náuseas, enrojecimiento facial y taquicardia; estos efectos son debidos probablemente a la aumuculación de acetaldehido en la sangre.

Cuando se bebe alcohol con el estómago vacío, su concentración en la sangre alcanza su pico máximo aproximadamente a la hora de la ingestión, dependiendo de la cantidad bebida; esta concentración va disminuyendo paulatinamente, de una forma lineal, en las siguientes 4 horas.

El alcohol va desapareciendo de la sangre a un ritmo de 15 miligramos/hora, variable según los individuos y la cantidad de alcohol ingerido. Más de 90% del alcohol ingerido es eliminado a través del hígado, mientras que tan sólo entre un 2% y un 5% es excretado como alcohol por la orina, el sudor y la respiración.

Al llegar a una concentración de 20 mg, la curva de alcohol en sangre se aplana, aunque concentraciones de alcohol puedan ser detectadas varias horas después de haber bebido 3 whiskies dobles en individuos sanos. Concentraciones en sangre de alcohol suficientes para interferir las funciones orgánicas normales pueden encontrarse a la mañana siguiente de una noche de consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

La concentración de alcohol en la sangre varía de acuerdo con el sexo, el tamaño y la estructura del cuerpo, la fase del ciclo menstrual (es más elevada en la fase premenstrual y durante la ovulación), la previa exposición al alcohol, el tipo de bebida alcohólica, si el alcohol es ingerido con alimentos o fármacos como la cimetidina (que inhibe la deshidrogenasa gástrica) y los antihistamínicos, las fenotiazidas y la metoclopramida (que incrementan el vaciamiento del estómago, por lo que aumentan la absorción en el intestino delgado).

Efectos del alcohol sobre la conducta
El alcohol ejerce una acción sedante y levemente anestésica. Se cree que activa centros cerebrales del placer y de la recompensa mediante la liberación de neurotransmisores tales como la dopamina y la serotonina: la consecuencia es una sensación de bienestar, relajación, desinhibición y euforia.

Estos sentimientos se acompañan de otros cambios fisiológicos tales como enrojecimiento, sudoración, taquicardia e incremento de la presión arterial. El riñón filtra más orina, no sólo debido a que el aporte de líquido es mayor, sino al efecto osmótico del alcohol y la inhibición de la secreción de la hormona antidiurética.
Si el nivel de alcohol en sangre alcanza los 200 mg el individuo puede perder la conciencia
Si se aumenta más la ingestión de alcohol se produce un estado de intoxicación, en función de la cantidad consumida y de la previa experiencia del bebedor. Esto puede tener consecuencias graves. Por ejemplo, con una concentración de alcohol en sangre de 80 mg (el límite legal para conducir en el Reino Unido) el riesgo de un accidente de tráfico se duplica, y a concentraciones de 160 mg se incrementa más de 10 veces. A concentraciones en sangre por encima de los 100 mg, el individuo se transforma en charlatán, fanfarrón y agresivo.

Los efectos consiguientes a la borrachera incluyen insomnio, nicturia, cansancio, náuseas y cefaleas. Las concentraciones de alcohol en sangre alrededor de 200 mg provocan inestabilidad al caminar, pronunciación espesa y tartajosa y pérdida de conciencia. Concentraciones por encima de los 400 mg pueden provocar complicaciones fatales como fibrilación ventricular, fallo respiratorio e inhalación del vómito.

Fuente: British Medical Journal

Comentarios

avatar-felipe
felipe 02/11/2011

La informacion rosa el limite entre el tecnisismo medico y un lenguaje simple de facil comprension para estudiantes inexpertos en la materia por lo que resulta interesante a modo introductorio del tema. Grasias por el aporte !

avatar-Roger
Roger 15/02/2012

Y si te tomas un inhibidor de la bomba de protones qué pasa al beber alcohol?

avatar-Mi dieta cojea
Mi dieta cojea 22/02/2012

Una observación, 3 litros de alcohol tienen sobre 1200-1300 kcal, has sido muy benévolo con esas 500 ;) Por lo demás un artículo muy divulgativo, un saludo. www.midietacojea.com

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Desde un punto de vista nutricional el azúcar moreno es idéntico al blanco

Ambos aportan la misma cantidad de energía; puedes elegir uno u otro en función del que más te guste.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS