¿Por qué algunas personas engordan más que otras?

El sobrepeso puede hacer que se quemen menos calorías que cuando se está delgado
Autor/es: Redacción
Actualizado el 22/09/2011
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Seguro que alguna vez has oído la frase “es que me engorda hasta el aire”. No en vano muchas personas ven como, pese a comer lo mismo y hacer el mismo ejercicio que otras, pierden peso más lentamente. ¿Cuál es la explicación científica a este fenómeno? Un estudio publicado en The Lancet trata de darnos las respuestas.

Parece ser que la composición corporal influye en el gasto de calorías. Así, consumiendo el mismo número de calorías una persona con sobrepeso puede engordar más que alguien que ya esté delgado, porque el tejido no graso (como por ejemplo los músculos) quema más calorías para funcionar que la misma cantidad de tejido graso.

Paradójicamente esta ganancia de peso suele darse de forma más lenta y mantenida en el tiempo en una persona obesa que en una delgada, ya que su organismo necesita calorías extra para ir manteniendo su sobrepeso. Esto explica por qué cuando estás delgado puedes darte cuenta más fácilmente de que estás engordando, lo que ayuda a ponerle remedio antes.

Hacer ejercicio habitualmente es básico para no recuperar el peso perdido.

Pero eso no es todo: “el gasto de energía de la actividad física también es proporcional al peso corporal en sí”, apunta Kevin D. Hall, autor principal de la investigación. O, lo que es lo mismo, las personas que padecen obesidad o sobrepeso queman más calorías cuando empiezan a hacer ejercicio, pero a medida que su peso disminuye también lo hace el número de calorías que consumen en cada sesión. Por ejemplo, a la hora de subir escaleras el esfuerzo de una persona de 100 kilos no es el mismo que el de una de 65, y esto se traduce en su gasto energético.

¿Qué implica todo esto a nivel práctico? Que ciertas reglas, como la que afirma que reducir 3.500 kcal en la dieta semanal (500 kcal al día) conlleva una pérdida de peso de medio kilo, no acaban de ser del todo correctas. Para perder peso y, sobre todo, mantenerlo, es más eficaz que la reducción calórica sea más pequeña (250 kcal al día) y se mantenga durante más tiempo. Al no implicar tanto sacrificio, la persona puede acabar adoptando estos nuevos hábitos dietéticos de por vida.

Lo mismo ocurre con la actividad física. Numerosos estudios muestran que, para mantenerse, es vital seguir haciendo ejercicio y pesarse regularmente, concluye el doctor Hall.


Fuente:
The Lancet

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Acompañar tus comidas con un poco de pan es saludable

El 55-65% de las calorías totales de la dieta deben obtenerse a partir de alimentos ricos en hidratos de carbono, como por ejemplo el pan.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS