¿Por qué recuperamos los sabores al dejar de fumar?

El tabaco provoca que no llegue suficiente sangre a las papilas gustativas
Autor/es: Redacción
Actualizado el 11/04/2012
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Tabaco
 
Seguramente lo has oído mil veces, y si eres fumador aún más: al cabo de unas semanas de dejar el tabaco los alimentos tienen mucho más gusto, hasta el punto que empiezas a recuperar sabores y sensaciones que ni siquiera recordabas.

Al dejar de fumar recuperamos los sentidos del gusto y olfato

Pero… ¿por qué ocurre esto? El tabaco provoca que no llegue suficiente sangre a un tipo de papilas gustativas llamadas fungiform papillae, haciendo que no sean tan efectivas. Estas papilas están diseminadas por toda la lengua, pero sobre todo en la punta, y son responsables de que detectemos el sabor dulce.

Por otro lado, el tabaco también atrofia nuestro sentido del olfato, un poderoso aliado a la hora de percibir el sabor de lo que comemos en toda su plenitud. Es el sentido que nos permite disfrutar de un alimento de lejos, incluso antes de degustarlo.

¿Quieres saber más acerca de la relación entre los alimentos y nuestros sentidos? Descúbrelo en este artículo.

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Para obtener la cantidad adecuada de ácidos grasos omega 3 deberías comer pescado azul una o dos veces por semana

Aunque el pescado azul contiene un 10% de grasa, su consumo está muy recomendado en una dieta saludable.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS